Skip to content

Recuperación de lesiones, Tempus Fugit.

4 octubre, 2010

Observando las necesidades de pacientes con problemas musculares o articulares, tanto en la experiencia propias como en  la de personas cercanas, llegamos a la conclusión de que estamos ante un panorama en el que, encontramos una de las mejores sanidades públicas en cuanto a medios disponibles e instalaciones pero con unas demoras que a más de uno se le pueden antojar desesperantes. Quede claro que no hablamos de urgencias, sino de lesiones ocasionales, normalmente deportivas.

Tira cómica: Espera atención médica

Médico: Mira el lado bueno... has avanzado un puesto en la lista.

Estas lesiones de tipo “menor” en las que no hay necesidad de intervención quirúrgica, por otro lado no se resuelven en un tiempo aceptable y precisamente por ello no se rehabilitan completamente o presentan complicaciones porque los tejidos han cicatrizado de manera inadecuada. La demora para ser recibido en la consulta del especialista (traumatólogo) en la sanidad pública es de dos a tres meses de promedio. Además, normalmente el tratamiento traumatológico se basa en antiinflamatorios, inmovilización y reposo. Esto obliga, trascurrido el tiempo, a visitar a otro especialista, normalmente a un fisioterapeuta, porque no se ha recuperado la lesión o porque la inmovilización ha conllevado una merma muscular que hay que recuperar antes de volver a la actividad deportiva normal. A estas alturas pueden haber pasado más de seis meses desde el origen de la lesión, demasiado tiempo hoy en día para cualquier persona medianamente activa.

La calidad de vida ya no es sólo disponer de tiempo, sino encontrarse en condiciones físicas de poder disfrutarlo.

Está demostrado que la mejor terapia para rehabilitar una lesión no es una sola, sino el tratamiento multidisciplinar (traumatología, fisioterapia, osteopatía, etc.) en combinación con las terapias biológicas como el plasma rico en factores de crecimiento, como lo demuestran los centros de alto rendimiento y la medicina deportiva de élite, que llevan aplicando este concepto muchos años gracias al poderoso motor financiero que tienen detrás. Así evitamos la pérdida drástica de masa muscular y obligamos a la zona afectada a recuperarse dentro de una tónica de ejercicios suaves y perfectamente adaptados a las posibilidades del paciente.

Poco a poco parece que esta tónica va cambiando con los tiempos, con  la gran especialización de las clínicas y profesionales médicos privados y con la inevitable democratización de todos los tratamientos que alguna vez fueron reservados sólo para unos pocos.

Por supuesto, ello no significa que tras una lesión volvamos a correr en tan sólo 10 días, como hacen Messi, Iniesta y compañía. Pero tampoco nos quedaremos en el dique seco durante meses.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. joum permalink
    22 octubre, 2010 23:47

    a mi en el femoral me ha dejado una inflamacion dureza y dolor cronico no se si esto tiene remedio no le recomendaria el prfg ni a mi peor enemigo .

  2. Ana permalink
    12 marzo, 2013 11:47

    Me parece muy interesante

Trackbacks

  1. Gómez Noya: “Hago esto porque me gusta, no por las medallas” « Blog OnBlood: las mismas lesiones, diferentes pacientes, diferentes terapias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: