Skip to content

Pedimos 7 deseos al 2011: esfuerzo, profesionalidad, trabajo, ilusión, humildad, sacrificio y disciplina

27 diciembre, 2010

Aunque parecen muchos deseos, en realidad no son tantos. Y Rafa Nadal sabe a qué nos referimos.

Leyendo el reportaje que Juan José Mateo escribe para El País sobre los mejores del año, a Rafa le cae el premio al mejor deportista. Nos quedamos con este resumen del artículo:

“Desde dos pantallas gigantes y ante personalidades de todos los ámbitos (hay ahí representantes de la política, la moda, el toreo o el deporte) se proyecta un vídeo sobre el jugador. Sus éxitos son los menos en el metraje que ilumina el monumental patio de cristales. Lo que allí se muestra son sus dolores, sus sufrimientos, sus sudores. Las lesiones de rodilla. Su derrota ante el sueco Robin Soderling en octavos de Roland Garros 2009. La retirada en cuartos del Abierto de Australia de 2010, ante el británico Andy Murray, cuando a su alrededor todo eran dudas, dudas y más dudas.
Rotuladas, las palabras clave de su espléndido ejercicio: “Esfuerzo”. “Profesionalidad”. “Trabajo”. “Ilusión”. “Humildad”. “Sacrificio”. “Disciplina”.

Rafa Nadal, mejor deportista español de la década

Caricatura de Rafa Nadal- SCIAMMARELLA

 

La realidad de Nadal estuvo en las pistas, por supuesto, pero también fuera de ellas. Ocurre desde hace años. Preocupado por sentirse como un hombre de este mundo, “por estar en la realidad”, Nadal tiene oídos para todo.

Detrás de cada éxito puntual hubo una filosofía permanente. El español vive los valores del vídeo desde una doble vía. Un día escucha que lo más conveniente no es celebrar el título de Wimbledon, sino acudir inmediatamente después de su triunfo de 2010 a una clínica vitoriana para tratarse sus rodillas. Y lo hace. Ahí, en lo deportivo, están “el esfuerzo, la profesionalidad, el trabajo, el sacrificio y la disciplina”. Al otro, le piden ayuda y él, en lo humano, aplica “la ilusión y la humildad”.

En 2008, por ejemplo, el argentino Hood volvía a jugar y no encontraba torneos que le quisieran. Nadal se lo llevó de compañero de dobles a Queen’s. En 2009, el italiano Luzzi murió de leucemia. “Y hablé con Rafa”, explica Paola, su madre; “sobre cómo queríamos conseguir que enfermos como mi hijo pudieran ser cuidados en casa en vez de en el hospital, que queríamos su foto con el logo de nuestra fundación, una aportación económica, una raqueta para una subasta…”. Y luego, en 2010, Nadal abrió una escuela para niños en Anantapur (India).

Es cierto, se puede decir que él lo tiene más fácil, pero los valores de los que hace gala, los deseos que le pedimos al próximo año, son valores universales y por eso también queremos hacerlos nuestros.

En realidad estas son las siete palabras que definen a nuestro campeón del tenis y a tantas y tantas otros personas de nuestro día a día, no precisamente famosos deportistas de élite, que se preocupan por nosotros y hacen que nuestra vida sea más fácil y mejor: nuestra familia, los amigos, los compañeros, nuestro médico, el fisio, el entrenador… montones de personas que a veces pasan desapercibidas y están junto a nosotros en los momentos más importantes. Sea este un pequeño homenaje a todos ellos.

Os deseamos unas felices fiestas, mucha salud y un próspero y FELIZ año nuevo!

Lee  el reportaje completo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: