Skip to content

Para tratar una lesión, ¿cuándo Frío y cuándo calor?

12 abril, 2012

¿Recuerdas la última vez que te hiciste esta pregunta? Seguramente después de una caída, una torcedura o un esguince te planteaste la duda: ¿qué me pongo, frío o calor?

Tanto el calor (termoterapia) como el frío (crioterapia) son buenos aliados contra las lesiones, ambos recursos pueden ser muy útiles si sabemos cuándo aplicarlos. No obstante no debemos olvidar que si es una medida de primeros auxilios debe ir acompañada de una visita al médico.

El frío ayuda a aliviar el dolor y a rebajar la inflamación en lesiones como esguinces, golpes, o dolor muscular tras un intenso esfuerzo. Siempre aplicaremos el frío cuando transcurra menos de 72 horas desde que nos lesionamos para provocar un efecto sedante y relajante.

Cuando no exista hinchazón en la zona es mejor optar por el calor. Por ejemplo en casos de dolor articular, dolor de cervicales, artrosis y contractura muscular.

Tanto la aplicación de frío como de calor se debe hacer con un máximo de 30 minutos seguidos, sin sobrepasar nunca las dos horas y evitando siempre el contacto directo con la piel.

Para salir de dudas tienes una tabla resumen con las aplicaciones, indicaciones y contraindicaciones de aplicar frío o calor en una lesión.

Ahora sabrás cuándo echar mano de la manta eléctrica o de la tan recurrida bolsa de guisantes.

Cuándo aplicar frío y calor en una lesión

Fuente: Vitónica

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: